lunes, 24 de julio de 2017

DOMINGO 17 DEL T.O. DEL 2017. ALEGRÍA POR ENCONTRAR EL TESORO DEL,REINO.

Este domingo es el último de los 3 últimos donde Jesús con 7 parábolas, Hoy tenemos las 3 últimas: el tesoro en el campo, la perla preciosa y la red barrendera. Vale la pena dedicar unos minutos a cada una.Pues en ello nos va la felicidad de nuestra vida cristiana; cuando hoy, en nuestro tiempo lo que prima es lo material, las cosas de este mundo, enseñarnos a gastar lo que otros quieran, donde nos comen los anuncios, donde no se mira la verdad de lo que se oferta,sino en crear una demanda para que adquieran las existencias, donde todo se mide por la ley de la oferta y la demanda, nosotros, que seguimos  a Jesús, pensamos por el mismo rasero del mundo las cosas de Dios. Lo que nos quiere enseñar Jesús es lo importante del tesoro que hay en un campo y, cuando lo descubres, de vuelves a tapar y vendes todo para adquirir el campo aquel por el tesoro que hay en ese campo; así es el reino de Dios cuando descubrimos ese tesoro, lo vendemos todo, lo dejamos todo para adquirir el Reino de Dios; no nos importa quedar sin nada si con todo lo que tenemos podemos adquirir el TESORO DEL REINO DE DIOS, QUE TODO COMPARADO CON EL REINO MES TODO BASURA-DICE S. Pablo.
 Cuando un comerciante en perlas finas ,halla una de gran valor, superior a todos las perlas que conoce, vende todo lo que tiene para adquirir esa perla que es superior a todas, con mucho y, una vez que la adquiere se alegra inmensamente porque ha logrado lo más importante.
  Lo mismo pasa con la red barredera de peces, es muy parecida a la del domingo pasado:el trigo y la cizaña. no es una relación con el arte de la pesca, sino con la multitud de las relaciones, trato con los demás. Se cogen todos y solo se seleccionan al llegar a tierra, se recogen en cestos los buenos y los malos se tiran; es el final del mundo y entonces llega la selección y los ángeles separarán a los justos de los malos-igual que la parábola del trigo y la cizaña-que se arrancará la cizaña al final de los tiempos y el trigo irá a los graneros del señor, es  decir a la vida eterna y los malos al fuego del infierno.
 Dichos nosotros si entendemos estas parábolas pues  si buscamos y con la gracia de Dios, el ejemplo y vida de Jesús y nuestro esfuerzo encontramos el Reino de Dios somos capaces de dejarlo todo por tener ese tesoro y, encima llenos de alegría; y la perla vende todas las cosas que posee y adquiere la perla preciosa. El miedo a no querer desprenderse de lo que tenemos por adquirir el Reino de Dios, es inseguridad e incapacidad para desprenderse por lo único que ,de verdad, merece la pena y nos incapacita para la alegría y la felicidad. Recordad el joven rico que Jesús le dijo si queria seguirle que vendiera todo , lo diera a los pobres y luego que le siga, se fue muy triste.. Tengamos  preferencia por el Evangelio, por Jesús. Tengamos presente lo dicho por Jesús:" Buscad primero el Reino de Dios y todo lo demás se os dará por añadidura.
 Seamos lo suficientemente listos para saber discernir entre las cosas de este mundo y las cosas de Dios. Oremos y meditemos estas parábolas y las anteriores y descubramos cómo el reino de Dios, nace, crece, desarrolla, se selecciona y como se realiza y llega a la vida eterna. Miremos a María que antepuso su voluntad a la de Dios Padre. Santa María,, Madre de Dios, intercede por nosotros para que sepamos usar el don del Espíritu Santo: la sabiduría, para gozar por la elección que hicimos por Cristo y su Reino.

lunes, 17 de julio de 2017

DOMINGO 16 DEL T.O. 2017. LA PACIENCIA DE DIOS.

Seguimos estos domingos con las parábolas del Reino expuestas por Jesús para darnos a conocer cómo nace, crece, se desarrolla, se vive el Reino de Dios.El domingo pasado era la parábola del sembrador y cómo esa Palabra de Dios cae en diversos terrenos con fruto desigual, aunque el sembrador es el mismo y siempre desea que fructifique, la semilla es su Palabra, que siempre  es eficaz,...pero el terreno somos nosotros y no todos estamos igual de dispuestos a recibir esa Palabra de vida.
 Hoy en este domingo - 16- se nos pone en consideración de como el amo siembra buena semilla-trigo bueno- y cuando van a verlo los servidores notan que hay cizaña creciendo con el trigo,le dicen al amo que si quiere que van y arrancan la cizaña;el amo dice:No, no sea que al arrancar la cizaña arranquen también el trigo, dejadlos crecer juntos y al final se separarán y el trigo se recogerá en graneros y la cizaña atadla en gavillas y al fuego.También en el mundo vamos creciendo juntos buenos y malos,no se deben extirpar los malos porque molesten a los buenos,... no, sino se espera al final del mundo y será entonces cuando llegue la separación: los buenos, los discípulos de Jesús para la vida eterna en la contemplación de Dios y los malos al fuego, a la separación de Dios-AMOR- por toda la eternidad.
 Aquí debemos meditar en la paciencia de Dios y nosotros debemos asimilar esa paciencia de Dios en este mundo, sin críticas, sin enfados, con calma, con oración por ellos,los que no piensen como nosotros, o hagan mucho daño en esta vida, ya porque no crean, ya porque no han recibido esa formación necesaria para un comportamiento cívico, ético-por lo menos,ya que no moral- pues nosotros, discípulos del Señor ante los sufrimientos, cruces, persecuciones, enfermedades graves, reveses graves en la vida,... no perdamos la calma, no seamos impacientes, pues ante todo esto debemos de ser fuertes- como Jesús ante su pasión, cruz,...-pues ante esto contamos con la fuerza de Dios que nunca nos abandona y desea que nosotros seamos también fuertes, de igualdad de ánimo, de amor a Dios, de saber llevar los sufrimientos físicos, psicológicos, morales, ...todas las situaciones personales, familiares, sociales, cívicas, humanas,...sepamos dominarnos, ser señores de nosotros mismos; cuando tratamos con los demás, dominar nuestro genio, ser siempre respetuosos, sin malas caras, sin suspicacias, sin segundas intenciones, ser comprensivos con todos, de modo especial con los más necesitados y débiles, saber sonreir en cualquier circunstancia, tener siempre buenas y amables respuestas, no pensando mal de los demás,por más evidencias que se pudieran tener,...
 La impaciencia lo destroza todo, lo vuelve todo ineficaz,..." con vuestra paciencia salvaréis vuestras almas". La paciencia nos ayuda a no quejarnos ni por el frío, ni por el calor, la enfermedad o la salud, ni por las diversas contrariedades diarias, no seamos malhumorados, sepamos reir y ayudar a que los demás se rían , gocen, disfruten de la vida sanamente,...nos ayudará a vivir sobrenaturalmente, descubriendo la mano de Dios en todo, nos dará serenidad,paz, Mira a Cristo en su vida, pasión, muerte de cruz, resurrección,... Cuando amamos somos pacientes, pues nos dice S.Pablo" el amor es paciente".
 También nos propone dos para´bolas más: el grano de mostaza que es la más pequeña de todas las semillas, luego crece.... y la levadura en la masa que hace fermentar, subir la masa,..Quiere decir que siendo un comienzo insignificante, luego se desarrolla y crece mucho... Así es el Reino de Dios, empieza con la misma persona de Jesús, va creciendo y llega a ser una multitud, la Iglesia crece y crece por la Palabra de Dios y son millones y millones de los creyentes seguidores de Jesús que avanzan hacia el Padre, henchirán la tierra y llenarán el cielo,.. Hagamos el esfuerzo necesario para vivir ahora en el Reino y contemplar la gloria de Dios en el reino de los cielos.¡Qué bien se entiende todo el desarrollo del Reino de Dios en Cristo y cómo lo explica Jesús!. Santa María, madre de Dios y nuestra, intercede por nosotros para que seamos pacientes mirando a Jesús en la cruz y a su Madre al pie de la misma cruz.

martes, 11 de julio de 2017

DOMINGO 15 T.O. 2017. LA PARABOLA DEL SEMBRADOR.

En este domingo 15 del Tiempo Ordinario, se nos presenta Jesús instruyendo a los suyos y, en particular, a los apóstoles para explicarles el sentido de la parábola. Todos los domingos Jesús nos invita a la mesa del pan de la palabra y al Pan de la Eucaristía.
 Jesús dice: " salió un sembrador a sembrar. Al lanzar la semilla parte cayó  al borde del camino, otra cayó entre piedras, otra entre zarzas, otra en tierra buena,...
 Jesús se la explica aparte a los 12.
 El sembrador es el Señor.
La semilla es la Palabra de Dios.
el terrenos donde cae esa semilla somos nosotros.
El sembrador tiene el mismo interés en sembrar su semilla en todos; la palabra es la misma y tiene la misma eficacia siempre, pero no es lo mismo el terreno de acogida.
La Palabra de Dios cae en camino, no tiene cuerpo y los pájaros se la comen; quiere decir que el que escucha el mensaje de salvación, pero no le presta atención debida y el maligno se la arranca pronto del corazón; la palabra de Dios cae en terreno pedregoso, se oye el mensaje y de momento lo recibe con gozo, pero no echa raices, es voluble,le llegan las pruebas, persecuciones y sucumbe; la palabra de Dios que cae entre cardos, se oye el mensaje, pero los problemas de la vida, apego a las riquezas,la ahogan y no le deja dar fruto; la que cayó en tierra buena, oye el mensaje, le presta atención y da su fruto al 100, al 60 al 30 por uno.
 En la 1ª lectura ya nos insinúa el profeta Isaías:" como baja la nieve y la lluvia sobre la tierra y no vuelven sin empapar la tierra y que germine la semilla su fruto; así será la palabra que sale de mi boca no volverá a mi vacía. Aprovechemos toda ocasión de la escucha de la Palabra de Dios para que produzca su fruto en nosotros, pues la eficacia del sembrador siempre es eficaz y debemos colaborar con esa acción del Sembrador para dar el fruto deseado por Dios. Hay muchas seducciones en el mundo para sofocar la eficacia de la semilla, hay muchas sirenas que nos seducen en nuestra acogida de esa palabra, hay muchos afanes en el mundo:riquezas, placeres, riquezas,... que nos impiden que sea fértil en nosotros la palabra de Dios. Sin embargo hemos de decir que aquellos que escuchan la palabra de Dios-como tierra humilde, la acoge con sencillez da el 100, el 80, 30,...por uno, porque lo único importante es acoger la palabra de Dios-semilla-con sencillez, humildad, acogida de corazón como María. Dios se siembra en nosotros con palabras de gracia, de paz, de perdón, de gozo, de alegría, de gracia,  de misericordia,... ¡Que hermosa es la vida de la gente sencilla, humilde que se ha dejado llenar de Dios por su lluvia, por su semilla, por su gracia,.. Así se explica la doctrina del Reino de los cielos,del nuevo pueblo de Dios, que es un pueblo que huele a tierra mojada, húmeda, de la que nace la libertad, de corazón, de abrirse a la gracia de la salvación de Dios. No nos cerremos, basta con creerlo, con con compartirlo,... Cada uno de nosotros somos una tierra abonada por el señor en la que va a esparcir su semilla.Que tengamos oídos para oir y ojos para ver, corazón para acoger,
 La Palabra de Dios es viva y eficaz a través de la cual el Padre viene a nosotros para que seamos felices, comuniquemos la riqueza del reino de Dios.... Meditemos y guardemos en nuestro corazón la palabra de Dios. Que sepamos que es el mismo Cristo quien nos predica, quien nos habla. Santa María, madre de Cristo, Palabra del Padre, intercede por nosotros para que llene nuestro corazón.

miércoles, 5 de julio de 2017

DOMINGO 14 DEL T.O. 2017. JESÚS MANSO Y HUMILDE DE CORAZÓN.

En este domingo de verano nos viene muy bien el recordar las palabras que Jesús nos dirige a los suyos: Jesús revela a los suyos el conocimiento de Dios Padre;lo revela a los sencillos y lo oculta a los sabios y entendidos de este mundo; venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados que yo os aliviaré; cargad con mi yugo que es suave  y mi carga ligera;nos revela sus profundos sentimientos en unan oración al Padre de alabanza y de júbilo. Jesús da gracias al Padre por su revelación, en los designios de salvación sobre el mundo, se nota la experiencia de Jesús que sale del seno del Padre y ve cómo es rechazado por las autoridades, sumos sacerdotes, fariseos, escribas y acogido por los sencillos y humildes-esto es fundamental-- para alcanzar el conocimiento de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo; hay personas que se lo saben todo y de todo, pueden opinar de todo y de todos, sin mirarse a si mismos-soberbios, orgullosos-en estos no entra la Sabiduría de Dios, sin embargo en los que somos conscientes de nuestra debilidad, fragilidad, humildad ponemos en Dios nuestra confianza, se crea un espacio suficiente para llenarlo de Dios, del mensaje de Jesús, del amor del Espíritu Santo y, así, hay espacio suficiente para acoger a Dios con alegría y gozo. Nadie conoce al Padre sino el Hijo y nadie conoce al Hijo sino el Padre; conocimiento pleno y mutuo.
 Jesús se dirige "a los cansados y agobiados: venid a mi los que estáis cansados y agobiados y yo os consolaré.". Invitación para que nos acerquemos a Él ya que es el único que puede ayudarnos en ese descanso cristiano, Cristo es  el mismo nuestro descanso -. Con esta invitación no va dirigida no solo a sus discípulos, sino a todos los que creamos en Él. Sentiremos el alivio, el consuelo,... Habla  de su yugo que no es pesado,... La ley de Dios, no es carga pesada, pues¿ cuándo el amor es una carga pesada?, Cuando se ama no resulta nada pesado, pues se desea lo mejor para la persona amada y no cuesta ningún sacrificio,.. pues el que ama lo hace todo con alegría por hacer feliz a la persona amada-  desde¡ cuando es pesado amar y conocer al Señor y amar a los demás! Saber acoger su mensaje, el yugo de Jesús es el yugo del AMOR. En medio de todo es necesario que aprovechemos el verano para acercarnos más a Cristo y descansar en Él. Si nos encontramos necesitados de descanso, por estar con fatigas, problemas,...  la solución es  el Señor, nos la dicho Él. La Eucaristía  es ese alimento-CRISTO RESUCITADO- acudamos a Él ante el sagrario, estemos con Él en la Eucaristía, en la misa de cada día. Sabiendo todo esto-como lo sabemos- ¿ Por qué no buscamos a Cristo: Camino , Verdad y Vida, alimento para el camino, para como anticipo de vida eterna. Vivamos la Misa. Santa María, madre de Dios y nuestra, intercede por nosotros para que busquemos y encontremos ese descanso y alivio a nuestro cansancio.

lunes, 26 de junio de 2017

DOMINGO 13 DEL TIEMPO ORDINARIO. 2017. LA CRUZ DE CADA DIA.

Con este domingo 13,- ya estamos en el verano, ya se han terminado muchas actividades pastorales de las parroquias; las gentes empiezan a trasladarse de un lugar a otro; en unos lugares haya más gentes y en otras menos, habrá caras conocidas y caras nuevas en nuestras celebraciones dominicales de la Eucaristía, centro y culmen de la vida cristiana. Aprovecho apara aconsejaros a los que sois creyentes que no dejéis de participar en la Eucaristía dominical. Cuando no participamos en la Eucaristía dominical no sabemos lo que nos perdemos....
 En la 1ª lectura se nos presente cómo debemos acoger a los peregrinos y, sobre todo, cuando estos vienen en nombre de Dios, son siervos suyos, son sus profetas.; Mirad la mujer sunamita y su marido cómo acogieron al profeta Eliseo, no por   unos días, sino por un tiempo más largo de lo deseable por el que acoge,... pero recibe su premio.
 Nosotros somos cristianos porque nos ha acogido el  Señor por su Hijo Jesucristo hecho hombre y, por Él, nos acoge como hijos, que tuvimos una familia que nos educó en la fe católica, crecimos en una familia de fe cristiana;... Pero hay diversas situaciones: Vemos como Jesús es acogido en Betania por los hermanos María, Marta y Lázaro. hay otros que no le acogen, que le persiguen, que le niegan,le ofenden," fue a su pueblo y no lo acogieron,... " De ahí que Jesús enseña a los suyos a que sepan contar y superar  dificultades-El las tuvo en abundancia- y nos previene para que cuando lleguen lo sepamos,...
 También debemos fijarnos como incluso si damos una vaso de agua- gesto muy sencillo- a uno por ser profeta recibirá su paga. Cada comunidad  cristiana debe saber acoger al señor y al que va en su nombre
 También Jesús nos previene de que debemos estar desprendidos de todo  para ser llenos de Dios. Todo por amor a Dios . Nos dio ejemplo y nos pide que le sigamos llevando la cruz de cada día. No busques  una cruz, espera y mira que te la envía el Señor y es la mejor, Acéptala porque es la mejor, la que te va a santificar, la cruz de cada día: en la familia, en el matrimonio, con los hijos, con los compañeros de trabajo, el trabajo, el ocio, la salud o la enfermedad,... Pero no nos olvidemos  que en la base de toda cruz está el amor a Dios y a los demás. No tengamos miedo el darnos-recordad el evangelio del domingo anterior- " No tengáis miedo".
 Todo bautizado es enviado a ser evangelizador: base el amor, el desprendimiento, la generosidad, la alegría, la oración, el sacrificio,... Santa María, Madre de Dios y nuestra, intercede por nosotros para que sepamos desprendernos para que Jesús nos envíe a anunciar la Buena Nueva que es JESÚS.

lunes, 19 de junio de 2017

DOMINGO 12 DEL T.O. 2017. LA PROVIDENCIA DE DIOS.

Retomamos de nuevo el Tiempo Ordinario con el domingo 12. En el Evangelio se nos habla Jesús de cómo no debemos de tener miedo a la gente los cristianos para anunciar el Evangelio, la BUENA NUEVA de la salvación, pues lo que os digo en secreto, decídlo a plena luz; "no tengáis miedo a los que  pueden matar el cuerpo pero no pueden matar el alma. Más bien temed, tened miedo de aquel que puede matar el alma y cuerpo en la gehena. y sigue diciendo: " ni un solo pájaro cae en tierra si vuestro Padre no lo permite, tenemos contado hasta el último cabello de la cabeza" y " delante de mi Padre yo me declararé a favor de aquel que me confesare delante de los hombres y, por el contrario, si alguien me niega delante de los hombres yo también lo negaré delante de mi Padre".
Todo lo anterior nos da pie para valorarlo que somos ante Dios y por Dios y que Jesús-HIJO DE DIOS- nos recupera con su vida, pasión, muerte y resurrección, elevándonos a la dignidad de hijos de Dios-pero esto parece tan grande, tan hermoso, que nos parece que sea verdad, PUES ES VERDAD. Somos hijos de Dios. Dios cuida de todos y de cada uno de nosotros, sus hijos.
 ¿Qué es Providencia de Dios? Pues " el cuidado amoroso que Dios tiene de todo lo creado y de un modo especial de nosotros sus hijos". Hasta lo más pequeño del mundo universo, de la" casa común". todas las cosas existen porque Dios con su amor y omnipotencia lo crea, lo conserva. Pero debemos tenerlo muy claro de que Dios es el que cuida de manera especial a de nosotros con su amor a todo lo creado.
 Jesús nos revela de manera especial: Somos hijos de  Dios, Dios es nuestro Padre y, como hijos, debemos poner también nuestro amor en el Padre con Jesús y por Jesús; pongamos la confianza plena en Dios, que tiene una especial predilección, debilidad por nosotros.¡ Cómo cuidan los padres de sus hijos! Pues Dios cuida de sus hijos: nosotros. Dios quiere lo mejor para cada uno de nosotros, sus hijos, todo lo tiene planeado por y para nosotros, para nuestro bien y felicidad.
 Cuando nosotros confiamos en la Providencia de Dios, no disminuye  nuestra responsabilidad, nace y acrecienta nuestra serenidad, será más fácil la obediencia al Padre, las mismas faltas de cada día nos pueden ayudar a confiar más en el Señor, ya que Dios endereza  todas las cosas para nuestro provecho y nos volvamos más humildes, progresar en la virtud, en la fe, confianza, ser agradecidos por tanto amor y paciencia de Dios con cada uno de nosotros, nos ayuda a dirigirnos más y mejor al Padre con toda confianza y que le tenemos con nosotros y no nos está lejano, sino dentro de nosotros vivificando nuestro espíritu y corazón. Señor Dios Padre "que todo lo haces con peso, mediad y número". Gracias, Padre, por tu Hijo Jesucristo en la unidad del Espíritu Santo. Santa María que te has fiado plenamente en la voluntad de Dios, intercede por nosotros para que nos fiemos del Señor.

lunes, 12 de junio de 2017

CORPUS CHRISTI. 2017. JESÚS RESUCITADO Y GLORIOSO ES NUESTRO ALIMENTO

Una vez que hemos terminado el tiempo de Pascua con el domingo de Pentecostés, hemos celebrado la solemnidad de la Santísima Trinidad y hoy el CORPUS y ya pasamos a los domingos del tiempo Ordinario.
El papa emérito Benedicto XVI, " La fiesta del Corpus Christi es inseparable del Jueves Santo, de la misa de la Caena Domini, en la que se celebra la solemnemente  la institución de la Eucaristía. Mientras esa noche se revive el misterio de Cristo que se entrega por nosotros en el pan partido y en el vino derramado,hoy, en la celebración del corpus Christi,  este misterio se presenta para adoración y la meditación del pueblo de Dios, y el Sacramento se procesiona por nuestras calles para manifestar que Cristo Resucitado sigue caminando con nosotros, delante de nosotros y nos guía al reino de los cielos. Lo que Jesús nos dió  en la intimidad del Cenáculo, hoy lo manifestamos abiertamente porque su amor no es solo para algunos sino para todos.
  Celebramos los sagrados misterios del Cuerpo y Sangre de Cristo, "el sacramento admirable de la Eucaristía en el que el Señor nos dejó el memorial de su pasión, muerte y resurrección". Sacramento en el que Cristo se entrega al Padre por amor y obediencia perfecta y por amor leal hacia nosotros para que retornemos al Padre siendo Jesús el Camino, la Verdad y la Vida; se nos da como alimento porque sabe muy Jesús que somos frágiles, débiles y podemos falla en cualquier momento y necesitamos ser fuertes, estar bien nutridos para vencer las tentaciones que nos invitan a apartarnos de la Verdad de Dios, de esa felicidad que el Señor quiere para los suyos, esa fuerza nos viene por el alimento eucarístico: CRISTO RESUCITADO. Es, así mismo, sacramento de santidad, pues nos demanda estar en amistad y gracia de Dios; pues todos sabemos que para recibir bien al Señor en la Eucaristía son necesarias tres cosas: 1) SABER A QUIEN  RECIBIMOS. 2) ESTAR EN GRACIA DE DIOS. 3) GUARDAR EL AYUNO EUCARÍSTICO ( que consiste en no comer o beber 1 hora antes de comulgar; los medicamentos y el agua natural no rompen el ayuno y los enfermos no están obligados a dicho requisito).
La Iglesia celebra con fe y adoración la Eucaristía, la Misa por mandato del Señor en la noche del Cenáculo:" HACED ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA". La Eucaristía es el alimento de la Iglesia, es la que forma la comunidad de la Iglesia y de la comunidad parroquial, la Eucaristía nos ayuda a vivir en la comunión de la Iglesia con CRISTO Y ENTRE NOSOTROS.  Y la que nos fortalece en el amor  a Dios-mirando a Cristo en la cruz- y a nosotros. También Cristo en la Eucaristía es el consuelo de tantas amarguras de la vida:" Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, que yo os aliviaré". Siempre que acudimos a estar ante el Sagrario salimos más reconfortados, consolados, alegres porque nos llena del verdadero amor. La Iglesia, pues, celebra la eucaristía y la Eucaristía alimenta, santifica, une, consuela, fortalece a la Iglesia,...
 Cuando la Iglesia celebra la Eucaristía hace presente el misterio de nuestra salvación para todos aquellos que estén presente en el Misterio Pascual, Vivimos el misterio de nuestra salvación y vivimos la redención. Jesús se va-después de dejarnos este misterio de  amor: LA EUCARISTÍA- y se queda con nosotros por eso todos los que participamos en la Misa estamos-como si estuviéramos- allí en el Calvario presentes con Jesús clavado en la cruz y con María, la Madre de Jesús, las piadosas mujeres y Juan. SI VIVIMOS LA EUCARISTÍA DEBEMOS SALIR DE LA MISA CON EL CORAZÓN ARDIENDO EN AMOR A DIOS Y A LOS HERMANOS Y A ENTREGARNOS AL APOSTOLADO. Santa María, Madre de  Dios, que llevaste en tu seno al Señor, SIENDO EL PRIMER SAGRARIO VIVO, RUEGA POR NOSOTROS.